Entre Los Momentos De Peligro En El Uso Del Teléfono Móvil Se Encuentran

Por esta razón, se esconden tantos accidentes detrás del uso de los dispositivos móviles, unos artilugios que, sin duda, facilitan nuestro día a día pero que, a la vez, suponen un riesgo para la seguridad vial si no hacemos un uso responsable de ellos mientras conducimos. En sus mensajes para advertir sobre el peligro de las distracciones durante la conducción, la DGT ha elaborado una tabla informativa en la cual se indica el tiempo que se emplea en realizar ciertas acciones y los metros recorridos circulando a one hundred twenty km/h. Así, si nos dedicamos a escribir un whatsapp durante 20 segundos el coche avanza 600 metros ‘a ciegas’ y si tecleamos dentro del navegador o un número de teléfono durante 14 segundos la distancia recorrida es de 466 metros. Acciones más rápidas como responder a una llamada telefónica o ajustar la radio , comportan desplazamientos de 266 y 200 metros, respectivamente. Por último, en los cuatro segundos que se tarda en encender un cigarrillo la distancia recorrida es de 133 metros. Si bien existe una concienciación bastante generalizada sobre el riesgo que supone conducir bajo los efectos del alcohol o de las drogas, las distracciones no se asocian a este peligro actual de sufrir un accidente en la carretera.

Todos estos factores son muy importantes a la hora de conducir un vehículo. Pero, el uso del móvil en la conducción está muy difundido entre los conductores españoles que, pese a conocer los peligros de utilizar el Smartphone al volante, no dudan en emplearlo, en la mayoría de los casos. El accidente de circulación más relacionado con la falta de atención al volante propiciada por el uso de teléfono móviles o manos libres, es la salida de la vía. Éste tipo de accidente supone más de un 40% del whole de siniestros, y viene dado por la desatención del tráfico al realizar acciones a la vez que se conduce.

Trabajamos por hacer un mundo mejor, ayudando a los padres a construir momentos inolvidables con sus hijos. Guarda mi nombre, correo electrónico y net en este navegador para la próxima vez que comente. Son riesgos reales a los que nos enfrentamos a diario de los que no somos conscientes y aumentan aún más si en lugar de caminando vamos conduciendo. Un estudio realizado por el primer operador de telefonía japonés NTT Docomoseñala que el campo de visión de una persona centrada en la pantalla del móvil se reduce al 5% del habitual. Otro inconveniente es que, mientras se habla, se estiman erróneamente las distancias y la velocidades y son frecuentes los desvíos de trayectoria. Y, por supuesto, sujetar el teléfono con la mano dificulta el manejo del vehículo.

Otros Check De Conducir Relacionados

Hoy en día, con el estilo de vida que llevamos y los avances que la tecnología ha puesto a nuestro alcance, hemos convertido el coche en una extensión de nuestras oficinas. Atendemos al teléfono para efectuar y recibir llamadas, escribimos y enviamos mensajes de texto y aún dedicamos un corto espacio de tiempo a echar un vistazo a las redes sociales. Y si nos apetece, acabamos haciéndonos un selfie como si creyéramos ser la celebrity del momento. Según un estudio de la Fundación Mapfre, el 98% de los accidentes en los que el responsable es el peatón están causados por el uso de los smartphones. El riesgo que corren los peatones puede llegar a aumentar un 40% cuando se está haciendo uso del móvil y de los auriculares. Teclear un mensaje o un número de teléfono multiplica las posibilidades de ser atropellado, ya sea por no hacer caso de las señales, por no mirar a los lados o por round por lugares inadecuados.

A los peligros físicos de utilizar el Smartphone al volante se unen los legales; y es que conducir y hablar por el móvil sin manos libres puede acarrear una sanción de hasta 200 euros y 3 puntos menos en el carnet de conducir. -Sí, y deberá consultar a su médico para confirmar si dicha enfermedad puede ser peligrosa para la conducción. Las imágenes fueron captadas por una cámara de seguridad cercana y se han convertido en todo un fenómeno viral que nos alerta del peligro que supone distraer nuestra atención mientras estamos con nuestros hijos. Una madre y su hija de dos años van caminando por una calle de la ciudad de Yuenyang, en China.

La Distracción Más Ordinary, Llamar Por Teléfono

«Escribir un simple sí puede costar la mayor de las incomunicaciones», asegura Juan Carlos González, Subdirector adjunto de Investigación e Intervención de la DGT. «Simplemente buscar el móvil o hablar, ya incrementa en un 30% la probabilidad de accidente. Pero escribir mensajes de texto aumenta el peligro de accidente como conducir después de haber bebido tanto alcohol como el que supone un delito en nuestra norma penal». Hasta tal punto que, simplemente, contestar un mensaje con un sí mientras circulamos a 50 km/h supone perder la atención en un trayecto equivalente a la longitud de un campo de fútbol. Según la DGT, atender una llamada de teléfono multiplica por entre four y 9 veces el r iesgo de accidente y leer o escribir un whatsapp o interactuar en las redes sociales lo multiplica por 23.

Las distracciones son la causa de más del 25% de los accidentes con víctimas en las carreteras españolas. La popularización de los dispositivos móviles se adivina como una de los principales motivos del aumento de la siniestralidad en las vías urbanas e interurbanas de nuestro país. Pero ni la frialdad de las cifras ni las campañas de control y sensibilización vial que la Dirección General de Tráfico lleva a cabo han conseguido erradicar la mala costumbre que tienen algunos conductores de manejar el teléfono móvil o el navegador mientras conducen.

“se Conoce El Riesgo, Pero No Se Actúa Bien”

La DGT, en su campaña de control y sensibilización vial que llevó a cabo entre el sixteen y el 22 de septiembre de 2019, denunció a 5.794 conductores por distracción, de los cuales 2.267 (un 38,5% del total) estaban manejando el teléfono móvil mientras circulaban. Sobre el uso de los dispositivos móviles, la DGT indica que el manejo del GPS debe realizarse siempre antes de comenzar el viaje y en todos los casos con el vehículo parado. Asimismo, recuerda que es obligatorio el uso de un sistema de manos libres para establecer comunicaciones telefónicas y que aun así es un factor de distracción. El organismo advierte sobre la existencia de estudios que señalan que tras hablar más de tres minutos por el manos libres los conductores no perciben el 40% de las señales.

Durante los 5-10 segundos necesarios para hacerlo, a 120 km/h, se recorren entre 170 y 330 m. Además del efecto sorpresa, el hecho de buscar y coger el móvil, distrae. Permanezca en el interior de su vehículo durante la inspección y siguiendo las indicaciones de nuestro personal inspector.

Además, constatan que el conductor pierde la capacidad para mantener una velocidad constante y que no guarda la distancia de seguridad suficiente con el vehículo que circula delante. Por último, el tiempo de reacción aumenta considerablemente, por lo basic entre uno y dos segundos, según los reflejos de cada conductor. Al final hemos normalizado el uso del smartphone hasta el extremo de que consideramos que forma parte ya de los accesorios del vehículo y no podemos prescindir de él aunque estemos conduciendo. Pero, ¿somos conscientes de su dependencia y del peligro que supone apartar la vista de la carretera para mirar la pantalla, aunque sea furtivamente?

A tenor del número de accidentes que se producen a causa de las desatenciones parece ser que no. Hoy en día, cada vez contamos con teléfonos más inteligentes; de hecho, el 60% de los terminales que se adquieren en España son Smartphones, lo que puede suponer una gran ayuda en lo que a la conducción se refiere o, un auténtico riesgo. Es conveniente que conozcamos cuáles son los peligros de utilizar el Smartphone al volante para poder evitar consecuencias peores.