¿qué Efectos Tiene La Fatiga Sobre Los Conductores?

Si realizas una tarea durante demasiado tiempo, antes o después llegará un momento en que tu rendimiento empezará a disminuir y no podrás continuar con ella con eficacia. Del mismo modo, conducir durante muchas horas se relaciona claramente con la siniestralidad en el tráfico, ya que con el tiempo tus capacidades para round con seguridad van disminuyendo gradualmente, hasta llegar a límites muy peligrosos. Por eso es tan importante identificar sus síntomas y poner remedio en el caso de que aparezca.

¿qué efectos tiene la fatiga sobre los conductores?

No son convenientes las metas de tiempo o velocidad, porque obligan inconscientemente a asumir riesgos innecesarios. La somnolencia supone un factor de riesgo de primera magnitud, y la mayor parte de las causas que lo originan son susceptibles de prevención. Uno de cada tres conductores ha sentido alguna vez sueño preocupante al volante. A partir de los 50 años se necesita dormir menos durante la noche, pero el sueño es más difícil controlarlo durante el día. La distancia y la velocidad se tienden a percibir de manera errónea, el mal cálculo de las mismas aumenta considerablemente el riesgo de sufrir accidentes. La fatiga puede ser un síntoma de un problema médico, pero lo más recurring es que sea una reacción fisiológica normal al esfuerzo, la falta de sueño, el aburrimiento, los cambios en los horarios de sueño y vigilia o el estrés.

La Fatiga Crónica Y Sus Consecuencias

La sensibilidad auditiva puede disminuir, por lo que puedes llegar a ignorar parte de la información sonora que te llega del tráfico y de tu propio vehículo. El alcohol, las comidas copiosas, las enfermedades o el estrés alteran el estado del conductor y pueden hacer más incómoda la conducción. Una mala ventilación o una temperatura elevada en el inside del vehículo pueden hacer más incómoda la conducción o incluso alterar el estado del conductor . Las condiciones climatológicas adversas, como la niebla, la lluvia, la nieve o las luces del amanecer y el atardecer, hacen más difícil la conducción y te obligan a mantener un mayor nivel de atención. En el caso de reponer fuerzas, se desaconseja la ingesta de alcohol y de comidas copiosas, ya que provocan somnolencia. Por el contrario, un café nos ayudará a combatir esta última y a aumentar nuestro tiempo de reacción.

Los signos y síntomas de la fatiga comentados anteriormente se convierten en una señal de advertencia. Cuando has estado realizando algún esfuerzo de forma prolongada, el cuerpo te advierte de que tus fuerzas son un recurso limitado y debes descansar, ya que si no lo haces tus funciones empezarán a fallar. La conducción también puede convertirse en la principal fuente de fatiga en personas que por su trabajo han de pasar numerosas horas al volante.

La Fatiga En El Transporte Profesional

Como hemos visto antes, conducir en horas distintas a las habituales puede alterarnos. Al respecto, si al round de noche nuestro vehículo presenta una iluminación deficiente, tendremos que concentrarnos más y ello aumentará nuestra fatiga. Circular en situaciones de densidad de tráfico o en vías no conocidas requiere aumentar la concentración, un issue que puede potenciar la fatiga al volante. Los trastornos del sueño son, en muchos países, la primera causa de muerte por accidente de tráfico, bien por falta de descanso o por la somnolencia diurna que produce el “síndrome de apnea-hipoapnea del sueño”. El cansancio es, según datos propios de la DGT, el culpable directo e indirecto de entre un 20% y un 30% de los siniestros y accidentes de tráfico que se producen actualmente en las carreteras españolas cada año.

¿qué efectos tiene la fatiga sobre los conductores?

La deshidratación es, por su parte, otro de los síntomas asociados a la fatiga y somnolencia. En un episodio de este tipo, la pérdida de concentración es una de las señas más reconocibles, la cual puede ir acompañada de otros elementos como picor de ojos, visión borrosa o parpadeo continuado. Todos estos aspectos dan como resultado que el conductor presente incomodidad y, por ello, necesite estar acomodándose constantemente en el asiento. Seguros de viajes De viaje Un seguro a medida y adaptado a ti para cada viaje. Finalmente, la fatiga propiciará que no tengamos una percepción actual de lo que sucede a nuestro alrededor, provocando que nuestras decisiones no sean acertadas y que reaccionemos más tarde ante una situación de peligro.

Sobre La Dgt

Los conductores noveles, al no haber automatizado todavía muchos de los procesos implicados en la conducción, han de concentrarse de manera más elevada en ellos y se fatigan con mayor facilidad. Los cambios en los hábitos normales de conducción (por ejemplo, conducir de noche cuando no estás acostumbrado a hacerlo) exigen un mayor esfuerzo en la conducción. Conducir con hambre o bajo los efectos de la somnolencia hacen que el conductor tenga que hacer un mayor esfuerzo al conducir.

A pesar de todos estos consejos, nuestro sentido de la responsabilidad es básico para no correr ningún tipo de riesgo al volante, de ello dependerá nuestra vida y la del resto de conductores. También es digno destacar el hecho de que la mayoría de los conductores, no son capaces de diagnosticar los primeros síntomas del cansancio al volante, siendo demasiado tarde, en ocasiones, reaccionar para prevenir males mayores. En artículos anteriores hemos hablado de la importancia de conocer la responsabilidad que conlleva ponernos delante del volante. Nuestra seguridad y la del resto de conductores depende de la actitud y en el estado en el que nos ponemos a conducir. Haber consumido alcohol, drogas sedantes y fármacos entre cuyos efectos secundarios se encuentra la somnolencia.

Consecuencias De La Fatiga Crónica

Las paradas tienen que aprovecharse para realizar estiramientos, hidratarse, refrescarse y, si fuese necesario, dormir un rato. Es preferible llegar más tarde al destino que sufrir un accidente por cansancio. Los conductores profesionales de largas distancias o los de prolongada jornada en la ciudad deben descansar a las 4 horas de trabajo, intercalando un periodo de 2 a 4 horas como intermedio. Antes de iniciar un viaje largo, el conductor y los acompañantes deben mentalizarse de que durará varias horas.

Con el tiempo, tu cuerpo comenzará a experimentar lo que se conoce como fatiga crónica, que suele repercutir en la salud y en la calidad de vida, además de producir una notable pérdida de rendimiento en el trabajo y al volante. La normativa sobre los tiempos de conducción y descanso para conductores profesionales establece unos mínimos de seguridad para todos nosotros. Por ello, es muy importante que tanto las empresas como los conductores la cumplan con rigor. Una iluminación deficiente, si circulas por la noche, puede hacer más difícil la conducción y requerir de ti un mayor nivel de atención sobre la conducción y aumentar la fatiga.

Esta situación viene derivada del cansancio físico y éste, a su vez, repercute en nuestro estado mental. La somnolenciay el sueñopueden ser causas de mortandad en las carreteras. Ambas situaciones son inadecuadas y se hallan relacionadas con numerosos siniestros de circulación. La fatiga crónica representa un grave riesgo para la seguridad en el tráfico, especialmente para los conductores profesionales.