Que Es La Legionella Y Como Se Transmite

En concreto, la provoca una bacteria perteneciente al género Legionella y la más patógena es la denominada Legionella pneumophila. Esta se transmite por el agua y es la que más comúnmente genera casos de infección e incluso brotes epidémicos, según la Organización Mundial de la Salud . Los brotes producidos por torres de refrigeración son los que mayor impacto tienen en la población debido a la gran dispersión que pueden tener los aerosoles que producen, así como sistemas de agua caliente, balnearios (spas, duchas, …), nebulizadores y fuentes ornamentales.

Por otro lado, en las fuentes pueden generarse aerosoles que se diseminan por el entorno y llegan al ser humano. Además, algunos de estos sistemas artificiales poseen ventiladores que contribuyen a diseminar extensamente el microorganismo. Los casos de aparición esporádica en la comunidad constituyen la presentación más frecuente de la enfermedad, le siguen en orden de frecuencia los que forman parte de brotes comunitarios, y figuran en tercera posición los de origen nosocomial. Los casos adquiridos en viajes pueden ser incluidos en brotes comunitarios o bien clasificados como esporádicos de la comunidad, aunque también pueden considerarse como un grupo característico aparte. Mantener limpios los sistemas de agua fría y caliente, adecuando sus temperaturas.

Información Legal

Además, la posibilidad de una Legionella como responsable de la neumonía no suele tenerse en cuenta en muchas ocasiones. Estos dos hechos, junto a la mayor agresividad de este microorganismo y su mayor tendencia a afectar a personas con defensas alteradas hacen que el pronóstico de la neumonía por Legionella suela ser peor que el de las neumonías por otros gérmenes y se acompañe de una mayor mortalidad. Agua ciente centralizada con depósitos comunitarios de almacenamiento de agua caliente y distribución a las viviendas, pueden suponer un foco de infección y colonizar desde allí las duchas de las viviendas.

El problema surge cuando se contaminan los sistemas que utilizan agua para su funcionamiento. Aunque esta información ha sido redactada por un especialista médico, su edición ha sido llevada a cabo por periodistas, por lo que es un contenido meramente orientativo y sin valor de indicación terapéutica ni diagnóstica. Recomendamos al lector/a que cualquier duda relacionada con la salud la consulte directamente con el profesional del ámbito sanitario correspondiente. La primera vez que se describió una epidemia de neumonía por Legionella fue en al año 1976 en una convención de legionarios en Filadelfia de ahí el nombre de la enfermedad.

Se observó que factores como inmunosupresión, edad avanzada, insuficiencia renal terminal, cáncer y adquisición nosocomial de la enfermedad, se asociaban de forma independiente a una evolución deadly. Debe destacarse la elevada letalidad de esta serie, debido seguramente al hecho de que en los EE.UU. En la década de los ochenta, sólo se diagnosticaban y/o declaraban los casos graves.

¿cuáles Son Las Causas De La Legionella?

Normalmente, las personas se infectan al inhalar gotas microscópicas de agua que contienen la micro organism legionella. Estas gotas pueden provenir de los restos de una ducha, de una bañera de hidromasajes o de agua dispersada mediante el sistema de ventilación de un edificio. Además, la bacteria legionella puede contagiarse por tierra o por aire. Instalaciones de refrigeración, o cualquier otro sistema que utilice agua pulverizada. Centros comerciales con grandes instalaciones de acondicionamiento de aire, baños turcos, refrigeradores de terraza por aspersión, sistemas de extinción de incendios, riegos de parques y jardines, pulverizadores para mejorar aspecto de alimentos como pescados, and so on… Las personas con legionelósis suelen presentar síntomas como cansancio, dolor de cabeza, dolor muscular, pérdida de apetito, tos seca y fiebre…

Esas medidas incluyen un buen mantenimiento de las instalaciones y aparatos, en particular mediante su limpieza y desinfección sistemáticas, y la aplicación de otras medidas físicas (térmicas) o químicas para limitar al máximo la proliferación, según resalta la organización. Según explica la ECDC, con motivo de la enfermedad del legionario fallecen entre un 5 y un 10 % de los pacientes que la padecen. Las personas con mayor riesgo de contagio son aquellas con patologías previas relacionadas, los fumadores y las personas mayores. En este caso, la mayoría de los pacientes requieren hospitalización y tratamiento con antibióticos adecuados para la curación completa, aunque puede requerir semanas o meses.

Infección Bacteriana Que Puede Ser Leve O Potencialmente Mortal

Los microorganismos Legionella suelen estar presentes en el suelo y el agua dulce. Las amebas presentes en agua dulce son un reservorio pure para estas bacterias. Los microorganismos Legionella pueden ingresar en el sistema de cañerías de un edificio a través de las fuentes de agua corriente; a menudo, el origen de un brote de Legionella es el tanque de agua de un edificio.

Prevención De La Legionelosis

Como cualquier neumonía transcurre con fiebre alta, tos (generalmente escasa y con poca expectoración) y dificultad respiratoria. Suele ser más grave que las neumonías producidas por microorganismos más habituales. Desde que se aspira la Legionella hasta que aparecen los síntomas (periodo de incubación) transcurren 1 o 2 días.

Legionella

Todo esto para evitar la presencia de legionella en alimentos y otros espacios. Aunque la alimentación no es una vía de transmisión de la enfermedad, sí es un indicio de la presencia de la bacteria en el entorno en el que se trabaja con alimentos y de la exposición de las personas en ese entorno. Pero hay que saber que la enfermedad de la legionela, o legionelosis, solo se provoca al respirar la bacteria, pues así captamos algunas gotas microscópicas o aerosoles que se transmiten de manera microscópica y que llegan hasta los pulmones, donde la micro organism puede resultar mortal en algunos casos.

Saludable

Ahora que ya sabes qué es la legionella y cuáles son sus síntomas, te explicamos cómo puedes prevenirla. Dada su forma de transmisión, la OMS hace hincapié en que la legionella puede suponer un problema de salud pública. Por ello, debería haber un management por parte de las autoridades responsables de la seguridad de los edificios o de los sistemas de abastecimiento de agua mediante la aplicación de “planes de garantía de la salubridad del agua”. Aunque quizá no siempre es posible acabar con la fuente de infección, sí se pueden reducir notablemente los riesgos.