¿qué Tipo De Vías Producen Más Fatiga En El Conductor?

Tanto el European Transport Safety Council , como la Sociedad Española del Sueño coinciden en que la fatiga el volante y la somnolencia están presentes en alrededor del 20% de los accidentes de tráfico. Se ha preguntado a más de 1.000 conductores que van a realizar largos recorridos durante estas vacaciones sobre cómo les afecta la fatiga en su conducción. El 92% de los encuestados declara viajar acompañados, especialmente por la pareja o la familia, por lo que existe la posibilidad de turnarse al volante para prevenir la aparición de la fatiga. El 55% de los conductores que viajan acompañados afirman que únicamente ellas conducen en el trayecto. Entre los jóvenes de 18 a 24 años, el 38% conduce solo él, en edades entre los 55 a sixty four años, es el 59% los que conducen solo ellos y en mayores de 65 años alcanza el 80%.

El ejemplo de la peligrosidad de las carreteras en línea recta en contraposición con las curvas nos recuerda lo que realmente importa para la seguridad en carretera. La atención al volante y la prudencia siguen siendo los factores clave para evitar los accidentes al volante. A lo largo de este artículo, vamos a explicarte cuáles son las principales causas, efectos y riesgos que se derivan de este fenómeno tan peligroso y que, cada año, genera un 20% de los accidentes que tienen lugar en nuestras carreteras.

¿en Qué Tipo De Vías Se Produce Una Mayor Fatiga Por Monotonía?

Los hábitos y estado de forma del propio conductor constituyen, quizá, el principal issue que determina el momento en el que se presenta la fatiga durante la conducción. La fatiga y el sueño al volante están relacionados con la realización continuada de una determinada actividad física e intelectual, en combinación con una carencia de descanso. A todos estos factores hay que sumarles otros de tipo clínico como la fatiga crónica, el insomnio, la distimia, los trastornos respiratorios o la apnea. Estos factores provocan fatiga o somnolencia y deben ser tratados por especialistas. Son responsables de la mayoría de los accidentes, en vías de doble sentido solamente.

La fatiga es la cuarta causa de siniestralidad mortal en las carreteras españolas. El 84% de los conductores considera que la somnolencia y el cansancio suponen un gran riesgo en la carretera, pero en la práctica son muchos los que no siguen los consejos para evitarla. La campaña “Un refresco, tu mejor flamable” volverá a recordar la importancia de la prevención. Las luces de cruce o cortas, al contrario de lo que muchos piensan, no están limitadas a su uso nocturno.

De hecho, por eso muchas carreteras en el mundo tienen más curvas de lo que sería lógico desde el punto de vista de un ingeniero. Las carreteras de grandes zonas planas y desérticas como Wyoming están llenas de curvas, sin contar con obstáculos ni otras razones aparentes. Esto se debe a que los conductores se fatigan más, y se pueden distraer fácilmente con elementos como publicidad o el paisaje en las carreteras rectas. También las carreteras rectas animan mucho más a apretar el acelerador, otra causa frecuente de los accidentes. Circular en situaciones de densidad de tráfico o en vías no conocidas requiere aumentar la concentración, un issue que puede potenciar la fatiga al volante. En estos viajes por carretera es cuando resulta más necesario combatir el cansancio y la somnolencia, así como mantener un buen nivel de hidratación para evitar riesgos.

¿por Qué Hay Más Accidentes En Las Carreteras Rectas Que En Las Curvas?

Son muchos los imprevistos y factores que intervienen en la conducción por vías secundarias. Por eso, es fundamental extremar las precauciones, como aumentar la distancia de seguridad, circular lo más cerca posible del lado derecho y cuidar especialmente a posibles ciclistas, peatones, motocicletas y también animales. Las carreteras secundarias, por su naturaleza, son una fuente de imprevistos mayor que las autovías y autopistas, donde la conducción es más monótona (lo cual también conlleva sus peligros, como la fatiga visual y el exceso de velocidad). Teniendo en cuenta que la velocidad excesiva sigue siendo una de las principales causas de los accidentes de tráfico, es imperativo aplicar los límites, obedecer a las señales de tráfico y respetar la distancia de seguridad. La mayor parte de los accidentes provocados por la somnolencia o fatiga del conductor se producen en trayectos realizados por autopistas o autovías.

¿qué tipo de vías producen más fatiga en el conductor?

Incomodidad del asiento, ya sea por un deterioro del mismo o porque no está colocado a la medida del conductor. Por último, recuerda que si el clima es adverso debes extremar la atención y la prudencia. La fatiga puede aparecer en este tipo de situaciones, aunque lleves poco tiempo conduciendo. Tomar bebidas refrescantes ya que ayudarán a despejarse y mejorar los niveles de atención. Mantenerse hidratados, ya que la falta de líquidos provoca una reducción de la atención, dolor de cabeza y cansancio muscular.

La fatiga es la cuarta causa de siniestralidad en las carreteras españolas, según datos de la Dirección General de Tráfico. Si tu visión se hace borrosa o se te empiezan a cerrar los párpados, cuidado. Como hemos visto antes, conducir en horas distintas a las habituales puede alterarnos. Al respecto, si al round de noche nuestro vehículo presenta una iluminación deficiente, tendremos que concentrarnos más y ello aumentará nuestra fatiga. Aplicado a la conducción, una velocidad excesiva para intentar llegar antes al destino se traducirá en una mayor necesidad de concentración que podría alterar nuestro estado psicofísico.

Consejos Para La Fatiga En La Conducción

Las siguientes circunstancias dentro del habitáculo también pueden dar lugar a la aparición de fatiga y la consiguiente somnolencia. Un trayecto excesivamente tranquilo y falto de estímulos también puede dar lugar a la aparición de somnolencia. Las características que tenga la vía y el tráfico presente en ella son, sin lugar a dudas, dos factores muy importantes. Seguridad vial e información de matriculación, transferencias y bajas de vehículos y obtención y renovación del carné. No bajar la vigilancia en los kilómetros finales, ya que muchos accidentes se producen en estos momentos. Las carreteras como la M-30 están diseñadas de manera que no se pueda pasar más de un minuto conduciendo sin un poco de curva.

Respeta Los Límites De Velocidad

Tomar la conducción de forma relajada y no intentar recuperar el tiempo perdido tras un atasco. Viajar de forma cómoda scale back la fatiga, por ello hay que ajustar bien el asiento, el reposacabezas y colocar el volante de forma adecuada. -Circulación obligatoria para los vehículos que transporten más de 1.000 litros de productos contaminantes de agua.

En los viajes de largo recorrido ha de considerarse la figura del conductor alternativo. Si aparecen síntomas de fatiga, que otra persona se ponga al volante del vehículo es una acertada decisión. En el caso de reponer fuerzas, se desaconseja la ingesta de alcohol y de comidas copiosas, ya que provocan somnolencia. Por el contrario, un café nos ayudará a combatir esta última y a aumentar nuestro tiempo de reacción.

Al parecer, estos cuatro últimos factores son todavía más determinantes que la propia vía. Las paradas tienen que aprovecharse para realizar estiramientos, hidratarse, refrescarse y, si fuese necesario, dormir un rato. Es preferible llegar más tarde al destino que sufrir un accidente por cansancio. Y también provocar pesadez, migrañas, dolores de nuca y espalda o sensaciones anormales en brazos y piernas. Todas esas incomodidades se traducen en posturas de conducción inadecuadas o en continuos movimientos para intentar sentirnos mejor.